Istore  facebook twitter

Los Mayas

LOS MAYAS

Una de las culturas más importantes que se desarrollaron en el sur del territorio mexicano, conocido como la península de Yucatán territorio hoy comprendido por cinco estados del sureste de México que son, Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, fueron los mayas, quienes también se asentaron en América Central...

Una de las culturas más importantes que se desarrollaron en el sur del territorio mexicano, conocido como la península de Yucatán territorio hoy comprendido por cinco estados del sureste de México que son, Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, fueron los mayas, quienes también se asentaron en América Central, en los territorios actuales de Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador.

Los mayas hicieron grandes e impresionantes construcciones desde el Preclásico medio y grandes ciudades como: Xlapak, Uxmal, Tulum, Sayil, Palenque, Mayapán, Labná, Kinichkakmoo, Kabáh, El Rey, Ek Balam, Cobá, Chichen Itzá, Yaxchilán, Calakmul, entre otros; y en Centro América: Nakbé, El Mirador, San Bartolo, Cival, localizadas en la Cuenca del Mirador, en el norte del Petén, y durante el Clásico, las conocidas ciudades de Tikal, Quiriguá, Copán, Río Azul, así como Ceibal, Cancuén, Machaquilá, Dos Pilas, Uaxactún, Altún Ha, Piedras Negras y muchos otros sitios en el área. Los monumentos más notables son las pirámides que construyeron en sus centros religiosos, junto a los palacios de sus gobernantes y los palacios, lugares de gobierno y residencia de los nobles. La cerámica maya está catalogada como de las más variadas, finas y elaboradas del mundo antiguo.

El juego de pelota en la cultura maya adquiere su máximo apogeo, atestiguado por el campo de pelota de Chichén Itzá, de 180 m de largo por 40 de ancho, uno de los más grandes que se conocen.

El juego de pelota se caracterizaba por ser algo más que una diversión. Su práctica estaba íntimamente relacionada con las creencias, las mismas que guardan los pocos pueblos mexicanos que aún juegan a alguna de sus variantes. Para los mayas, estos campos de juego no eran sólo una construcción simbólica. En ellos se podía vencer realmente a la muerte. Su práctica estaba íntimamente relacionada con sus creencias cosmogónicas y cosmológicas. Para comprender el significado del juego en la sociedad clásica maya, debemos referirnos a los relatos del Popol Vuh. Este habla de dos hermanos, Jun Junajpu y Wuqub Junajpu, que jugaban a la pelota delante de la entrada del inframundo. Los señores de las profundidades les retaron a que bajasen a jugar a su reino, donde asesinaron a los dos hermanos. Pero la cabeza de Jun Junajpu, colgada de un árbol, logró con una gota de saliva y de forma milagrosa, engendrar al hijo de una joven del inframundo. La muchacha al saberse encinta huyó al exterior, por miedo a las iras de los malvados dioses. Allí dio a luz a los gemelos Junajpu y Xbalanke, que continuaron la tradición paterna del juego de pelota.

Fueron ellos, quien después de innumerables pruebas, consiguieron derrotar a los señores del inframundo, tras lo cual ascendieron al cielo convirtiéndose en el Sol y la Luna. Las escenas de este relato pueden contemplarse en los relieves del campo de pelota de Chichén Itzá. La importancia de esta narración radica en que los campos de juego se dispusieron de forma que representasen la entrada al inframundo, para revivir el mito. Era un escenario que representaba el origen del poder de los reyes, igualados a los dioses. Los soberanos pues, bajaban al inframundo y vencían a la muerte, enfrentándose con los dioses malvados

a) Canchas b) Personajes

rating pending

Síguenos en  Twitter      Facebook

     Istore      Istore


           POK TA POK 2011 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS